Agua embotellada

 

CUIDADO CON EL AGUA EMBOTELLADA

 

Análisis PH de diferentes clases de agua:

 

Una investigación científica publicada en la revista In Future afirma que el agua del grifo puede ser menos perjudicial para la salud que el agua en botellas de plástico por la presencia de desinfectantes líquidos y otros productos farmacológicos y químicos, como el Bisfenol A (BPA).

¿Sabes cómo distinguir las botellas de aguas que usan plásticos con el químico Bisfenol A, o BPA (siglas en inglés) u otros químicos que pueden repercutir negativamente en la salud?

La idea que tu cuerpo se contamina al tomar agua de botellas plásticas porque contiene el químico bisfenol A o BPA, no es un mito urbano. Durante los últimos 10 años, diferentes organismos oficiales en EEUU (Food and Drug Administration, Departamento de Medio Ambiente, Departamento de Sanidad) y un sinfín de grupos ambientalistas han debatido y llevado a cabo distintos estudios gubernamentales e independientes, para determinar cómo el BPA puede dañar la salud de las personas, especialmente la de los niños, quienes son más propensos a absorber el químico. 

Un nuevo estudio publicado en la revista especializada de la Asociación Americana Médica (JAMA por sus siglas en inglés) midió y estableció una correlación entre la cantidad de BPA en la orina de niños entre los 6 a 19 años de edad y su tendencia a ser obesos. Aunque con el estudio no confirma ni es definitivo que el BPA es el causante de la obesidad infantil, el estudio revela un nuevo paralelismo entre el consumo del químico y su probable efectos nocivos a la salud infantil.

El Environmental Working Group (EWG), uno de los grupos ambientalistas que ha liderizado la campaña en contra del BPA lo ha descrito como "estrógeno líquido", al asociarlo con diversas enfermedades, incluso las relacionadas a la ansiedad y la hiperactividad, como lo describe una investigación publicada por la Asociación Americana de Pediatría en el 2011.

 



Historia del agua embotellada:



El increible fraude del agua embotellada
(The Amazing Bottled Water Scam):

 



Dr. Brian Clement (Hippocrates institute):
Drinking Water Dilemma

 

¿Qué es el bisfenol A, o BPA?

El bisfenol A se ha usado en Estados Unidos y el mundo por más de 40 años para endurecer los plásticos, prevenir que bacteria se germine en los alimentos y para evitar la corrosión de las latas. Además de las botellas de agua, el BPA se ha usado en la elaboración del plástico de los biberones de bebés, las tacitas reciclables y en las latas de la leche líquida para bebés, según lo explica el Departamento de Sanidad.

¿Cuáles son los trastornos que puede ocasionar el BPA en los niños?

Lo primero que hay que saber es que las autoridades sanitarias coinciden que los bebés y niños pequeños son los más afectados por el consumo del BPA, porque su consumo de alimentos y bebidas es mayor que su masa corporal, por lo tanto su ingesta y exposición al BPA es mayor. Además, sus cuerpos están en crecimiento y se ven afectados por los cambios.

En estudios realizados por el Programa Nacional de Toxicología (NTP), el Departamento de Sanidad y el FDA existen "ciertas preocupaciones" sobre los efectos del BPA en el cerebro, trastornos en el comportamiento y la glándula de la próstata en los fetos, los bebés y los niños en edad pre-escolar. Además, estudios independientes han asociado al Bisfenol A con la diabetes y enfermedades cardiovasculares. Las investigaciones sobre sus efectos en el organismo continúan.

¿Dónde podemos encontrar el BPA?

Básicamente se encuentra en todos los plásticos duros que se usan para fabricar desde los discos compactos, los lentes para leer, los vasos para tomar agua, las botellas de agua, y en los biberones de bebés porque el BPA es el ingrediente principal del plástico policarbonato. También se usa para recubrir el interior de las latas para evitar su corrosión. En los envases o empaques de alimentos este químico, literalmente se filtra del plástico al alimento o agua.

¿Cómo distinguir las botellas que no usan BPA de las que si lo usan?

Antes de comprar la botella de agua o el producto plástico, busca el símbolo o código de reciclaje que identifica el tipo de plástico que se usó para su fabricación.

Plastics

 

Los plásticos que debes EVITAR son aquellos que tengan los números 1, 3, 6 y 7.

Especialmente el número 7 que contiene el bisfenol A, el número 3 que diga PCV o vinyl porque contiene ftalato y el número 6 que diga PS porque contiene el químico poliestireno expandible.

Existen estudios independientes que indican que los ocasionan trastornos graves a la salud, según lo explica la Unidad Especial de Salud Ambiental Infantil (PEHSU por sus siglas en inglés).

Plásticos seguros:

Los plásticos que no contienen BPA, ftalato, ni poliestireno expandible son los que llevan los códigos de reciclaje con los números: 2 (HDPE), 4 (LDPE) y 5 (PP), según PEHSU. 

PEAD: Polietileno de Alta Densidad (en inglés conocido como HDPE o PE-HD) identificado por el número 2. HDPE no desprende toxinas, al contrario que las botellas de plástico transparente del agua envasada, fabricadas en un tipo de plástico denominado PET o PETE - PolyEthylene Terephthalate (número 1)

PEBD: Polietileno de Baja Densidad (en inglés conocido como LDPE o PE-LD) identificado por el número 4.

Polipropileno (PP) identificado por el número 5.

En la base del envase suele aparecer un número dentro de un triángulo indicando el tipo de plástico. Las siglas pueden ser diferentes dependiendo del idioma, así que lo importante es el número. Por ejemplo, un 2 para el HDPE (o PEAD)

 

Otras formas de evitar el consumo de BPA en general sugeridas por el PEHSU:

  • Evita colocar en el microondas alimentos sólidos o bebidas dentro de envases plásticos.
  • Evita colocar en el microondas y calentar alimentos sólidos o bebidas con envolturas plásticas.
  • Si usas plásticos duros con poliestireno (botellas de agua, biberones, o tacitas de bebés) no uses líquidos tibios o calientes.
  • Usa alternativas más sanas más sanas como el vidrio o los plásticos con el código de reciclaje No. 1.
  • Evita las comidas enlatadas cuando sea posible. Es probable que el BPA haya sido usado para recubrir el interior de la lata.
  • Lee todas las etiquetas y busca los productos con etiquetas que digan "Sin BPA" o "Sin ftalato".
  • Evita consumir botellas de agua que hayan permanecido expuestas al calor.

Fuentes: Departamento de Sanidad, FDA, Asociación Americana de Pediatras, EPA, Environmental Working Group, PEHSU.

Comparativa entre diferentes aguas:
(Distilled Water vs. Filtered Water vs Bottled)


Otras páginas relacionadas:

 

Documental TV2 (Spain): Homo Tóxicus
Todos los días, toneladas de productos químicos se liberan al medio ambiente, tóxicos a largo plazo para los seres vivos. La mayoría de las 100.000 moléculas desarrolladas desde la II Guerra Mundial y que están presentes en los productos que usamos a diario nunca se han testado. Algunas de ellas se han introducido en nuestros cuerpos e incluso en los fetos. Hasta 247 sustancias tóxicas se han encontrado en los recién nacidos. Junto a nuestro ADN, estamos legando nuestra carga tóxica a nuestros hijos.

Documental TV2 (Spain): Hombres en peligro
La producción de espermatozoides en el ser humano ha sufrido una caída espectacular, un 50% en los últimos 50 años, además ha habido un aumento dramático en el número de casos de cande de testículo y de esterilidad, así como el número de malformaciones congénitas en los órganos reproductores masculinos. La vida salvaje también parece estar bajo amenaza: se ha observado una feminización de la población de peces o ranas, malformaciones sexuales en lagartos o aves.

Todo apunta a componentes químicos como PCBs, DDT, éteres de glisol, los ftalatos, pesticidas, etc. Se les conoce como "disruptores endocrinos" y son capaces de alterar el sistema hormonal y ocasionar diferentes daños sobre la salud.